Archivos para Cartas/mensajes en cadena

Las cartas/mensajes en cadena

Posted in Cosas de la vida with tags on 16/11/2009 by nosimportaunpepinoloquepiensenlosdemas

Vale, ahora daré mi opinión sobre estas cartas/mensajes en cadena; voy a poner como ejemplo tuenti, yo estoy hasta los cojones de esa gente que esta en sus casas aburriéndose y no se le ocurre otra cosa que tocar los cojones, se aburren y piensan: vale voy a acojonar a la gente diciéndoles que si no reenvían este evento se les cerrara la cuenta por inactividad o que si no lo reenvían tendrán mala suerte en el amor durante 3 años, mira Nene/a llevo toda mi vida teniendo mala suerte, porque ahora no envié tu puto evento de los cojones no voy a tener mala o peor suerte.

Lo peor es la gente que se lo cree, y se lo empieza a mandar a saco a todos sus contactos, a TODOS, que tu les dices amablemente : oye, por favor, no me mandes mas mierda de esta que no me hace ni puta gracia, y el dale que te pego, sigue mandándote mierda, entonces, ¿Que haces? Pues le mando a la mierda, y luego me dice : joder tío que antipático, enseguida te enfadas ¿que te he echo?…
Pero bueno, que se le va a hacer, en este mundo ignorante debe haber de todo tipo de personas, desgraciadamente, hay mucha gente, que como podéis comprobar no tiene otra cosa que hacer que tocar las pelotas, cuando llegaron al mundo debieron nacer con el sello en la frente.

Saludos

___                                                                                _

-Las cartas/mensajes en cadena

Hola, mi nombre es… y soy de Valencia.
Sufro una extraña y mortal enfermedad, miedo a ser secuestrado y ejecutado por electrocución anal o sodomización, y sentimiento de culpabilidad por no reenviar cincuenta putos millones de cartas en cadena, que me envían personas que se creen que si las reenvías, esa pobre niñita de seis años de Arkansas, con una teta en la nuca, será capaz de reunir suficiente dinero para operarse antes de que los cabrones de sus padres la vendan al circo.
¿Realmente creéis que si no reenviáis un e-mail, la administración de tal página ( red social) o programa ( messenger) va a cerrar? ¿Sois tan imbéciles?
¡Oh! Espera, ésta es otra… Si lees más abajo, y pides un deseo, ¡¡vendrán todas las modelos de la revista Playboy y te la…!! ¡Que montón de mierda!

Básicamente este e-mail es un QUE TE DEN a todos aquellos que no tenéis nada mejor que hacer que enviarme estúpidos e-mails en cadena.
Quizá los enanitos de la Carta En Cadena Maldita entrarán en mi habitación y me sodomizarán mientras duermo por no continuar aquella carta que empezó Jesucristo en el siglo V a.C. y que me fue enviada por obra y gracia de los peregrinos del Camino de Santiago, y si llega al año 2000, entraré en el libro de Guinness de los récords por ser la persona más subnormal del mundo.
¡QUE LES DEN!
Si vais a reenviarme algo, ¡por favor, que sea gracioso! He visto millones de “envía esto a tus cincuenta mejores amigos en seis minutos y aquel niño francés, por arte de magia, será curado”.
Mostrad un poco de inteligencia y pensad en qué estáis contribuyendo cuando enviáis esta mierda.
¡¡Sí!! Os estáis ganando ser impopulares, demostrando que sabéis tocar los cojones mejor que nadie.

Los cuatro tipos de carta en cadena:

Carta en cadena nº 1:
(Lee más abajo).
Pide un deseo.
¡No, pide uno de verdad!
¡Sé realista! Esa chica nunca te pillará en el gimnasio y te devorará…
¡Desea otra cosa!
¡Eso no, pervertido! ¿Qué…? ¿Te has cansado ya de darle a la flechita?
¡Para!
¿Qué? ¿Divertido, no?
Espero que hayas pedido un buen deseo.
Ahora, para hacerte sentir culpable, verás lo que haré: si no envías esto a 4,532,134 personas en los próximos cinco segundos, una cabra loca te violará y serás catapultado a un pozo de mierda.
¡Es verdad! Esta carta no es como las otras.
¡Ésta es real! Así funciona:
Envía esto a una persona: le tocarás los huevos a una persona.
Envía esto a 2-5 personas: les tocarás los huevos a 2-5 personas.
Envía esto a 5-10 personas: les tocarás los huevos a 5-10 personas, que quizá preparen un plan para matarte.
Envía esto a 25-50 personas: les tocarás los huevos a 25-50 personas, que irán a tu casa y la quemarán.
¡¡Gracias!! ¡¡Buena suerte!!

Carta en cadena nº 2:

Hola, y gracias por leer esto. Hay un pobre niñito en Baklaliviatatlagloshistán que no tiene ni piernas, ni brazos, ni padres, ni cabras. La vida de este niño puede ser salvada porque cada vez que envíes este e-mail será donado un euro a la Fundación Niñito de Baklaliviatatlagloshistán sin piernas ni brazos ni padres ni cabras. ¡Ah! Recuerda que no tenemos ninguna forma de contar los e-mails enviados, o sea que esto es un montón de mierda. ¡Hala! Envía esto a 5 personas en 47 segundos. ¡Ah! Si te equivocas y envías esto a 4 personas, morirás instantáneamente.

Carta en cadena nº 3:

¡Hola! Esta carta lleva en circulación desde el año 1876. (Esto es imposible porque en esa época no había e-mail, y tampoco tanto capullo aburrido sin nada mejor que hacer). Así funciona: envía esto a 132,423 personas en 7 minutos o algo horrible te pasará. ¡Es cierto!

Historia verídica nº 1:

Un sábado, Miranda Pinsley estaba de vuelta a casa del colegio. Ella había ignorado esta carta. Se tropezó con una grieta de la calzada, cayó en las cloacas, fue absorbida por unas tuberías hasta una balsa de mierda, y luego fue propulsada desde una catarata de 138 metros. Aparte de apestar a mierda, murió. ¡Esto te podría pasar a ti!

Historia verídica nº 2:

Dexter Bip, un paleto de 13 años, recibió esta carta y la ignoró. Ese mismo día fue atropellado por un coche, al igual que su novio (sí, algunos empiezan tan jóvenes). Ambos murieron y fuerno al infierno, donde les mandaron a comer ranas podridas ¡hasta el final de la eternidad! ¡Esto también te podría pasar a ti!
¡Recuerda, podrías acabar como estos chicos!
Simplemente envía esto a todos tus contactos perdedores y ¡todo seguirá bien!

Vale, la moraleja es: si recibes una carta que amenaza tu vida, o que pretende dejarte sin suerte para el resto de la misma, o que hará que tal servicio no funcione, bórrala. Si te hace gracia, como esta, reenvíala.
No mosquees a la gente haciendo que se sienta culpable por un pobre leproso de Botsuana sin dientes que ha pasado los últimos 27 años atado a un elefante muerto y cuya única salvación son los cinco céntimos que recibirá si reenvías este e-mail, o si no acabarás como la niña de las cloacas.

Hasta la próxima!.